Ambientar una miniatura en modelismo, es un arte que puede parecer difícil por la cantidad de detalles y niveles de realismo alcanzado, sin embargo trataremos de hacer un pequeño tutorial para enseñarles como hacer una ambientación digna de concurso.

Pensar en Escala

Michael Rinaldi, un excelente modelista especializado en pintar vehículos militares, implementó un nuevo estilo en “weathering” (envejecido) ¿su filosofía? ¡pensar en escala!

Materiales para ambientar una miniatura - forraje y flores comerciales especialmente diseñadas para modelismo

Materiales para ambientar una miniatura – forraje y flores comerciales especialmente diseñadas para modelismo

A simple vista podemos determinar cuando se ha logrado ambientar una miniatura integrando una buena figura a una base de presentación, sólo basta ver los elementos, los colores y lo mas importante, la escala.

Hablar de materiales disponibles para las ambientaciones es citar infinidad de recursos, desde las elaboradas plantas comercializadas para cualquier actividad que implique “miniaturismo”, hasta la misma madre naturaleza,  lo importante es tener la suficiente variedad de elementos para dar el aspecto que deseamos y en especial que sea impresionantemente real, tal como vimos en el anterior artículo sobre Naturalidad y equilibrio, para tal fin sólo la observación de fotos y ambientes nos dará el criterio de la “justa proporción en elementos y colores”. Vamos a concentrarnos en lo que seria una ambientación típica de naturaleza, un bosque!

¿Cómo haríamos para ambientar una miniatura en un bosque?

Lo primero, proteger la base del trabajo que realizaremos, para tal fin usamos cinta adhesiva, tirro o papel film para protegerla de masilla, pintura por aerógrafo, , dedos etc. hay que destacar que el área expuesta será únicamente el área a trabajar para la ambientación.

Suelo

Un bosque posee un suelo, elaborado con alguna pasta para modelar, como “Duro” o “Jovi”, también sirve una masilla de dos componentes (Tamiya).

Luego algunas rocas o piedras, debemos tener una amplia variedad en tamaño, desde grandes (No mas altas que la rodilla de la figura) hasta las mas pequeñas (Un poco más grande que unos granos de arena), la idea es presentarlas de forma natural, una roca grande siempre debe tener algunas medianas y pequeñas al lado, una especie de montículo, todas semienterradas y juntas colocadas con diferentes ángulos en la masilla aun húmeda o sin fraguar.

Materiales para ambientar una miniatura - piedras de distinto tamaño para dar textura al suelo

Materiales para ambientar una miniatura – piedras de distinto tamaño para dar textura al suelo

Posteriormente se colocan elementos de mayor tamaño como troncos, paredes o similares para ir dándole vida y profundidad al ambientar una miniatura.

Es importante que los troncos u otros elementos de mayor tamaño que requieran ser pintados por separados, sencillamente se coloquen sobre la masilla para marcar su posición, luego se retiren para pintarlos y colocarlos al final del proceso de pintado de la ambientación.

Una vez culminada la colocación de los otros elementos procedemos a darle textura al suelo mediante alguna herramienta, cepillo, algún instrumento para esculpir, o en caso de disponibilidad, alguna vieja herramienta de odontólogo para tallar (son perfectas para este fin).

Una vez terminada nuestra primera fase al ambientar una miniatura , procedemos a colocar nuestra figura previamente armada y prepintada con “primer” con sus respectivos pines de sujeción en las extremidades, siempre hay que colocar “pines” en las figuras de metal para garantizar su anclaje.

En caso de figuras de plásticos imposibles de “pinear” se marca el lugar donde irán colocadas en el piso mediante una leve presión para marcar sus huellas, nunca usar presión en exceso porque se desvirtua la naturalidad de la pose y quedan prácticamente “enterradas” como si de un piso de lodo se tratara.

Materiales para ambientar una miniatura - Nótese los mondadientes para evitar que caigan elementos indeseados en los orificios hechos sobre el suelo de la ambientación para nuestra miniatura

Materiales para ambientar una miniatura – Nótese los mondadientes para evitar que caigan elementos indeseados en los orificios hechos sobre el suelo de la ambientación para nuestra miniatura

Una vez realizada la “presentación” de la figura en la base y en caso de usar “pines de sujeción” se taladra donde quedo marcado el pin lo suficiente para que la figura tenga contacto con la masilla, siempre cuidando no presionar en exceso la figura en el piso.

Inmediatamente perforados los orificios del anclaje, retirar la figura e introducir un palillo en cada orificio a fin de protegerlos de la entrada de restos, piedras, etc que puedan obstruirlos. Como ultimo paso, y si se se desea, aún con la masilla sin fraguar y ya con todos los elementos colocados se dispersa algún tipo de arena fina para darle mayor textura al suelo.

Es importante destacar que la colocación de elementos en la base donde se va a ambientar una miniatura parte desde el elemento de mayor tamaño, como piedras y troncos o plantas, hasta el mas pequeño como la arena.

Una vez colocados todos los elementos, menos los que pintaremos y luego colocaremos, y ya completamente seca y endurecida la masilla se realiza un cubrimiento previo con una mezcla de goma blanca y agua, para fijar los elementos pequeños y la arena.

Ahora vamos con la pintura, iniciamos con un cubrimiento completo de negro preferiblemente con aerógrafo para proteger la arena, así como las pequeñas piedras u otros elementos, de los efectos de arrastre del pincel .

Ejemplo de una pequeña ambientación con piedras, plantas y nieve sobre una base de juego plástica de 30mm que a su vez está sobre una base de madera cilíndrica

Ejemplo de una pequeña ambientación con piedras, plantas y nieve sobre una base de juego plástica de 30mm que a su vez está sobre una base de madera cilíndrica

Posteriormente y con una mezcla de marrón y negro comenzamos a crear los volúmenes concentrándonos en los tonos medios para luego concluir con un tono marrón tierra como ultima luz.

Para las piedras iniciamos con una mezcla de azul Prusia y negro como base, luego, bajo la técnica de pincel seco le damos la primera luz añadiendo color carne a la mezcla de la base, seguimos con un poco mas de color carne a la base, concluyendo la ultima luz con un tono básico igual de color carne con un leve toque de blanco.

A fin de crear armonía entre la piedra y el suelo preparamos una mezcla muy diluida de color base con color piel y la aplicamos sobre la roca  y el contorno de la misma en el suelo.

Seguimos con las piedras pequeñas, podemos pintarlas de diferentes colores, entre azul, verde, gris, etc. para luego darle el mismo tratamiento de las rocas grandes.

Para el caso de suelo iniciamos el tratamiento de igual forma utilizando la técnica del pincel seco, comenzando con un color marrón naranja mezclado con un poco de color carne, en zonas puntuales y no generalizado para darle variedad cromática y contraste, una segunda luz añadiendo un poco de color claro a la mezcla con tendencia a color arena y culminando en ciertos puntos con un tono muy crema, casi blanco, el cual inclusive lo usaremos para ciertos puntos de las rocas pequeñas y grandes para generar integración, equilibrio y armonía.

Vegetación

Materiales para ambientar una miniatura - Plantas, piedras y hojas sueltas para dar textura y detalles a nuestras ambientaciones

Materiales para ambientar una miniatura – Plantas, piedras y hojas sueltas para dar textura y detalles a nuestras ambientaciones

Para los colores de la vegetación iniciaremos con la pintura de los troncos, una capa base Burt umber seguida de esta misma base mezclada con Burt sienna  para luego pasar en los puntos de mayor luz  con un marrón y beige  dando las ultimas luces con un crema prácticamente blanco, para la sombra preparamos una mezcla de raw umber y negro bien diluido sobre las áreas mas profundas , por último y para nuevamente armonizar creamos una mezcla muy diluida de Burt sienna y beige con un leve toque de amarillo y repasamos los puntos de luz de forma generalizada de igual forma con la técnica de pincel seco.

Ejemplo de una ambientación de bosque, algo así podremos obtener si seguimos los pasos descritos este artículo

Ejemplo de una ambientación de bosque, algo así podremos obtener si seguimos los pasos descritos este artículo

Para hojas y vegetación seguimos bajo la misma técnica anteriormente usada creando una capa base de verde oscuro y luego subiendo progresivamente los tonos de verdes para dar las ultimas luces en un color prácticamente amarillo.

En esta parte bien podemos usar diferentes tipos de vegetación artificial, una buena reserva de diferentes tipos de vegetación, desde el “turf” utilizados para las maquetas ferroviarias pasando por las plantas en pequeños racimos y musgos, hasta una fina grava verde, nos dará colorido y variedad en nuestra ambientación . Siempre hay que considerar tres puntos importantes en nuestra ambientación:

1.- Respeto a la escala y los volúmenes

2.- Amplia variedad de colores armónicos (cromaticidad) en los elementos

3.- Cuando hablamos de colores, no es lo mismo variedad que intensidad de tonos, así pues, nunca los colores de la ambientación deben ser elementos de distracción o conflicto sobre nuestro principal elemento…la figura!