Continuamos con la traducción de los artículos sobre el diseño de Hellboy: The Board Game, el juego de exploración de mazmorras basado en los cómics de Hellboy, el personaje de Mike Mignola propiedad de Dark Horse Comics.

Esta vez Rob Burman de Mantic Games (Dreadball, Kings of War, Terrain Crate…), nos habla sobre los diseñadores que contrataron para este juego y cómo le dieron forma a las mecánicas del mismo.

En la entrada anterior hablamos sobre las primeras etapas de desarrollo de Hellboy: The Board Game. Para la entrada de hoy, estaremos viendo cómo progresó el juego una vez que James M. Hewitt y Sophie Williams de Needy Cat Games se unieron al proyecto.

James y Sophie han estado llevando Needy Cat durante varios años. James trabajó anteriormente en Mantic como nuestro muy querido (y extrañado) Community Manager y cosplayer profesional de He-man. Luego comenzó a trabajar en un poco conocido fabricante independiente de juegos llamado Games Workshop, donde trabajó en algo llamado Blood Bowl y Warhamer Quest *se encoge de hombros*. Sophie también trabajó en la tienda boutique, Games Workshop, y desde el lanzamiento de Needy Cat Games ha diseñado el juego de escaramuzas Ancient Grudges: Bonefields.

Inmediatamente, James y Sophie comenzaron a trabajar con los aspectos básicos que habíamos establecido, es decir, un juego cooperativo para hasta cuatro jugadores en el que el BPRD explora una ubicación gótica y busca a una bestia adecuadamente aterradora. Sí, ciertamente tenían poco para trabajar…

Sin embargo, algo de lo que se dieron cuenta de inmediato al leer los cómics es que hay una buena parte de investigación involucrada en las historias originales. A menudo, Hellboy y la tripulación no sabrán exactamente a qué se enfrentan. En su lugar, deben buscar pistas en la escena e, invariablemente, pelear con algunos malvados secuaces en el camino, antes de enfrentarse a un monstruo imponente (como Sadu-Hem abajo).

Con esto en mente, James y Sophie comenzaron a dividir la jugabilidad en dos elementos clave: investigar y, de manera algo inevitable, combatir. Para el elemento de investigación, tendrás que buscar en tu entorno pistas sobre la amenaza que estás persiguiendo. Si no encuentras una pieza del rompecabezas, la confrontación final será mucho más difícil.

El combate también es una parte clave de los cómics, por lo que James y Sophie querían asegurarse de que fuera lo más cinematográfico y divertido posible. Como resultado, tienes a Hellboy golpeando monstruos alrededor, Liz prendiendo fuego a las cosas, Abe apuntando con su arma y Johann poseyendo a sus enemigos. Tanto el combate (como la investigación) utilizan un sistema de dados personalizado muy simple pero gratificante que cubriremos en una entrada posterior.

Hellboy The Board Game mantic

Con los dos elementos de juego definidos, esto condujo a la creación de la Impending Doom Track (Pista del Destino Inminente) y la Gathered Information Track (Pista de Información Recopilada). El primero rastrea el peligro que corren los agentes y lo cerca que están de la pelea final. Mientras que el último muestra la cantidad de evidencia que han reunido. Esto podría ser una pieza de equipo o información vital que expondrá una debilidad importante antes de la batalla final. Una parte clave del juego es equilibrar con éxito estos dos elementos y, a menudo, hay una carrera frenética para obtener esa información crucial antes de que la Impending Doom Track llegue a su dramática conclusión. Estén atentos a una futura entrada para obtener más detalles acerca de esto.

Otro elemento genial introducido por el equipo de Needy Cat fue la creación del mazo del Archivo de Casos. Siempre tuvimos la idea de que sería genial si las misiones estuvieran contenidas en un sobre secreto para que nunca supieras lo que se avecinaba. Sin embargo, fuimos un paso más allá con los Archivos de Casos. Antes de cada misión, deberás abrir un pequeño sobre secreto para descubrir una baraja de cartas.

Estas tarjetas actúan como el generador de escenarios para la misión y explican cosas como cómo configurar el tablero y desencadenar eventos especiales. Gracias a la naturaleza secreta de estas cartas, la primera vez que juegues una misión, no tendrás ni idea de lo que viene. Incluso el jefe final podría ser un misterio.

Finalmente, la otra idea clave de James y Sophie fue la mecánica de exploración. El Archivo del Caso revela la configuración inicial, pero después de eso, estarás solo. Cada vez que ingreses a una nueva sala, voltearás una Carta de Encuentro. Cada habitación está dividida en cuatro áreas y la Carta de Encuentro te dice qué hay dentro, por ejemplo, algunos monstruos, una pista o un mueble para buscar. Al igual que las cartas del Deck of Doom (Mazo del Destino), éstas se colocan al azar para que cada partida tenga el potencial de jugarse de manera totalmente diferente a las anteriores, incluso si has completado la misión antes.

Para resumir todo lo anterior, James y Sophie han convertido lo que siempre pensamos que sería un buen juego de mesa en un juego absolutamente GRANDIOSO. Todas las partidas que hemos jugado aquí en nuestra sede han sido fantásticamente divertidos, y ninguna (incluyendo el tutorial) ha sido jugada igual a otra.

Hellboy: The Board Game está disponible para ordenar AHORA desde el sitio web de Mantic . Además, tienen menos de 100 increíbles Ediciones de coleccionista disponibles, que son perfectas para aquellos que se perdieron el Kickstarter.