Un día estás feliz con tu ejército de tu wargame favorito, digamos Infinity, de repente sientes esas ganas de probar algo nuevo ¿será una buena idea?

Antes de comenzar queremos invitarlos a unirse al mayor grupo de Infinity de habla hispana Infinity the Game en Español.

Un día estás contento jugando tu ejército, usando todos los trucos que has desarrollado, mientras despliegas cuidadosamente tu ejército completamente pintado (ejem) en la mesa. Has establecido una relación con tus pequeños soldados de metal, posiblemente incluso les has dado nombres. Entonces sucede, nos pasa a todos, intentas convencerte de lo contrario, pero la inquietud está ahí, quieres jugar un ejército diferente.

Tal vez viste las miniaturas de otra persona que parecían realmente geniales, algo especialmente común en Infinity. Tal vez hay algunos perfiles increíbles, muy diferentes a lo que obtienes en tu ejército actual. Tal vez te inspiraste en una película. No importa la causa, tu destino es inevitable. Tienes la necesidad de tener otra facción.

TE VEO SOLO CON MONTONES DE MINIATURAS SIN PINTAR

¿POR QUÉ NO DEBERÍAS JUGAR CON OTRO EJÉRCITO?

Primero, hablemos de por qué es una mala idea. No sólo he comenzado muchos ejércitos adicionales para los wargames que juego, sino que probablemente me he abstenido de comenzar con muchos más. Es algo extraño si lo piensas bien, pero tengo innumerables fuentes de inspiración y buenas ideas sobre las que casi he actuado, o por las que incluso he comprado alguna cosa, antes de abandonar.

Mi amigo Pete me dijo una vez que la parte más fácil de jugar es comprar los juguetes. Es totalmente cierto, puedes obtener una buena dosis de dopamina barata (o no) derrochando en algunos juguetes nuevos, pero luego llega la realidad de tener otro ejército.

Hobby

Seamos realistas, tu ejército actual probablemente no está terminado, aún tienes mucho trabajo por hacer y realmente deberías terminarlo. Además, siempre quisiste tu propia mesa de juego, o una nueva mesa de juego … Hay muchas aficiones que no significan comenzar un nuevo ejército.

Juego

A veces sale un nuevo ejército ( *tos* *tos* O-12) y tiene algo realmente genial (como Riotstoppers) que sencillamente quieres explotar al máximo. La mayoría de los ejércitos en Infinity son capaces de jugar la mayoría de los aspectos del juego bastante bien, por lo que, aunque puede haber un par de trucos nuevos, es probable que el 90% del juego sea similar.

HAZTE UN OBSEQUIO

¿POR QUÉ DEBERÍAS JUGAR CON OTRO EJÉRCITO?

En mi larga carrera jugando juegos en miniatura, nunca me he contentado con un solo ejército para ningún juego. Sólo pasa, quiero probar diferentes reglas, o quiero un ejército que pueda usar para engañar a un amigo en el juego. Hay muchas razones por las que la mayoría de nosotros lo hacemos. Otra razón perfectamente válida es simplemente porque quieres.

Lee también  ¿No vas al Gen Con? Vamos al GenCant

En el gran esquema de las cosas, aunque nuestro pasatiempo puede parecer costoso a veces, gastar unos pocos dólares aquí y allá en algo que te trae alegría y se suma a tu vida social, no es algo terrible.

Hobby

Los nuevos ejércitos pueden convertirse en proyectos de hobby satisfactorios y emocionantes, abriendo nuevas oportunidades para probar diferentes esquemas y técnicas de pintura.

Definitivamente he hecho esto, y fue una gran razón por la que quería hacer órdenes militares: algunas miniaturas divertidas para pintar, así como un gran potencial de conversión.

Juego

Has probado todo lo que puedes en tu propia facción, o sale algo nuevo y emocionante para el juego, que es demasiado emocionante como para ignorarlo. Al jugar un nuevo ejército, no sólo puedes probar nuevas tácticas, sino que también puedes usar lo que aprendes de un nuevo ejército y transferir el conocimiento para usarlo con el anterior.

Afortunadamente no es mío.

Afortunadamente no es mío.

EMPECÉ OTRO EJÉRCITO …

Sé que lo hiciste, por eso estoy escribiendo este artículo. La verdadera pregunta es ¿qué harás ahora? Es fácil saltar de cabeza al nuevo ejército, ignorando al antiguo por este nuevo y brillante equipo. Yo digo, adelante y hazlo, al menos por un tiempo. Es emocionante hacerlo y te obligará a adaptarte y cambiar la forma en que piensas lograr el éxito. Es una actividad neuroplástica y es excelente para la comprensión de tu juego, así que tienes mi bendición, hazlo.

Ahora, después de que el entusiasmo inicial por la nueva facción haya desaparecido, te encontrarás con un par (o incluso varios) ejércitos. Los amas a todos por diferentes razones y necesitas ponerlos sobre la mesa, pero no puedes jugarlos a todos. Estoy seguro de que esto es un dilema, y estoy feliz de compartir lo que ha estado funcionando para mí.

Al comienzo de cada temporada, elijo cuál ejército va a ser el elegido para torneos todo ese tiempo (es decir, mi principal, que actualmente es Steel Phalanx), esto significa que, pase lo que pase, me he comprometido a jugarlo en eventos a los que asisto, pintado o no, practicado o no.

Como es probable que juegue entre 6 y 10 torneos por temporada, esto en realidad suma bastantes juegos por sí mismo (calculo alrededor de 20-30). Tu ejército principal puede cambiar después de unos meses, el mío a menudo lo hace, pero trato de mantenerlo durante al menos 6 meses, para que pueda tener realmente una comprensión sólida del mismo.

Lee también  ¿Kickstarter y similares son préstamos libres de intereses de parte de los patrocinantes?

Para los juegos de práctica, alterno entre mi facción principal y cualquiera otra facción en mi posesión con la que suene divertido jugar esa semana, por lo que 1/2 a 1/3 de mis juegos de práctica todavía serán con mi principal. Para algunas personas, este salto entre ejércitos puede ser discordante, ya que cada uno requiere diferentes tácticas, con diferentes unidades.

Es fácil sentirse fuera de práctica con cualquier ejército en particular, e instintivamente querrás tener la mayor práctica con tu ejército principal. En mi experiencia al hacer esto, en realidad me expongo a más reglas de las que acostumbraba, y me da una mejor comprensión del juego y de mi ejército principal.

Al jugar un juego o dos con otro ejército, aprendo más sobre sus reglas, así que estoy mejor equipado para lidiar con ese ejército en un torneo. Por otro lado, también me enseña más formas de aprovechar las reglas a las que tengo acceso, pero que quizás no aprovecho al máximo ni pienso en usarlas.

Al jugar con Druze me he vuelto más cómodo con tropas caras con grandes herramientas. Al jugar USARF me he acostumbrado a lidiar con visores diferentes al Visor Multiespectral. Al jugar Steel Phalanx, aprendí a cómo aprovechar mejor mis propios visores y Valor: Sin Incapacidad por Heridas (V: NWI). Al jugar Morats, he mejorado en la mecánica central del juego y en la elaboración de planes de respaldo.

Todo esto se resume en una simple oración: si puedes aprovechar tu experiencia y conocimiento jugando con diferentes facciones, para mejorar tu juego con tu facción principal, no perderás el tiempo, y al final te convertirás en un mejor jugador.

Diciendo adiós

A veces solo tienes que dejarlo ir. No tengas miedo de deshacerte de un ejército, sinceramente. Si bien te divertiste jugando cuando lo tuviste, si no provoca alegría (gracias Marie Kondo), ¡deshazte de él! Pasamos horas y horas ensamblando y pintando miniaturas, y eso en sí mismo es el valor que has ganado al poseerlo. Incluso si lo vendes con una pérdida, la diferencia en dinero es simplemente el costo del entretenimiento que te proporcionó (y probablemente sea más barato por hora que muchas otras formas de entretenimiento). Estas minis no son (generalmente) irremplazables, y de todos modos serás un pintor mucho mejor la próxima vez.

Definitivamente, yo mismo reconozco tener un ligero Déficit de Atención al hobby, aunque recientemente he estado mucho más enfocado, en gran parte gracias a establecer expectativas para mí mismo (no más de una fuerza «vainilla», además de un sectorial por facción, excluyendo las compañías Mercenarias, de las que no compraré más e incluso podría dejar ir a StarCo).

Lee también  Tiembla la Tierra Monsterpocalypse el Juego de Miniaturas Regresa

Para el contexto, aquí hay una breve historia de mis ejércitos Infinity, en el orden en que los comencé, y por qué:

  1. USAriadna : mi primer ejército, modelos increíbles y súper troleros.
  2. El Ejército Combinado – Versatilidad y estética, este debería ser mi único ejército.
  3. Druze : los mercenarios espaciales son demasiado geniales, y los drusos tienen miniaturas fantásticas, además son sólo unas pocas minis, ¿cierto?
  4. Ikari : ¿mencioné que me gustan los mercenarios espaciales?
  5. StarCo : puede haber un patrón en desarrollo …
  6. Dahshat : Definitivamente un patrón, y ahora mi colección NA2 es aproximadamente del tamaño de un ejército normal.
  7. Steel Phalanx : mecánica de juego única, muy agresiva para mi estilo, y se ven geniales.
  8. Órdenes militares : un proyecto modelo divertido, más inconformista de un ejército HI que Invincibles.

Eso es mucho estaño, que todavía estoy pintando lentamente, a paso de tortuga, pero es para lo que tengo tiempo. Mi objetivo es terminar mi USARF este año, así que tengo al menos un ejército completamente pintado para llevar a los eventos con todas las opciones, luego averiguaré qué hacer a continuación.

Dicho todo esto, también me he librado de algunos ejércitos a lo largo de los años, incluido uno del Servicio Secreto Imperial de Ju Ying (ISS), no uno, sino dos ejércitos de Caledonia (CHA) y uno tártaro (TAK). Los ejércitos Ariadna que se fueron, lo hicieron como parte de mi compromiso con un solo Sectorial por facción, además de mi Ejército Combinado (mi ejército Vainilla) y NA2 (Druze + Ikari + Dahshat de todos modos no es mucho más grande que un sectorial). Es probable que mi StarCo sea el próximo en venderse (si lo vendo o cuando lo haga), no porque no piense que son geniales, sino simplemente porque no les he dado prioridad para pintar o jugar… además ya puedo hacer llover Granadas E/M muy bien con Druze, jaja.

Fuente:
The Art of Playing Multiple Armies – The Dice Abide