El tema de esta semana es estudio del proyecto de modelismo y los criterios para la elección de una pieza para competencia.

¿Cuántas veces nos ha sucedido que al ver un ejército de piezas, una facción, una edición coleccionable  o una sencilla mini inmediatamente nos transportamos e imaginamos una pieza en particular, pintada con todos los detalles posibles y presentada en una espectacular y ambientada base? eso es algo único e Inspirador, no medimos las técnicas, o los materiales, o la disposición de la base,  menos aun la cantidad de trabajo o tiempo que requerirá nuestro proyecto o su semilla, pero esta allí, vive en cada momento donde nuestra atención descansa de algo inmediato, en las horas menos sospechadas, o en medio de una cola, eso es un excelente punto de partida para nuestro próximo proyecto  de modelismo.

Miniatura en pose estática

Miniatura en pose estática

En este mundo del modelismo sucede algo muy particular, inclusive algo que muchos modelistas no reconocen en público ¡pero están completamente conscientes de ello! una cosa es lo que nos apasiona y otra lo que necesitamos para competir o presentar en un concurso, a veces ambas condiciones coinciden, así pues podemos tener una sencilla mini, de un juego poco conocido, no muy llamativa pero que siempre nos ha gustado mucho, a esa le tendremos siempre ganas de trabajar y culminarla como deseamos sin mayores exigencias.

Ahora bien, si nuestro objetivo es presentar una pieza que cause furor, que impacte y que sea una ganadora “ a todas luces” allí la cosa cambia, tenemos que desprendernos de todo afecto y cariño de nuestra sencilla mini e ir por todo lo alto, tener una mente calculadora y analítica y escoger nuestra mini de competencia de manera estratégica, a continuación los criterios que en lo particular uso para dicha selección son:

Lo que representa la figura en general: un Orko,  un vaquero “Steampunk”, un guerrero futurista, una sexy chica, un lobo, etc. tenemos que escoger algo que guste en general, los intensos tonos de verde en contraste con materiales burdos como cueros y metales son una interesante combinación en orkos, la unión de cuero, metal, cristales y brillo nos cautivan en una mini “Steampunk”, un guerrero futurista con roída coraza, algo de metal “non metallic” y rasgos faciales “duros” siempre atraen, ni decir la voluptuosidad de una chica en sus diminutos trajes o la agresividad e irreverencia de un lobo “punk” son representaciones interesantes que cautivan.

Buena elección de figura para proyecto de modelismo por su pose dinámica

Buena elección de figura para proyecto de modelismo por su pose dinámica

Pose: es importante entender la “pose” de la figura, su posición y su ángulo para poder aprovechar al máximo su impacto, no es lo mismo un lobo erguido de forma imponente y sobrio en comparación con una posición de cacería, de sigilo, dinámica, etc . las poses dinámicas siempre trasmiten acción, algo que siempre acompaña nuestros personajes, de igual forma una capa caída en su peso contrasta enormemente en comparación con una capa “volada” y grande emulando unas alas desplegadas, de hecho la pose de la figura incide notablemente en su ambientación y ángulo de presentación.

Colores y texturas:  existe una delgada línea entre una colorida y cautivante mini y un total desorden multicromático de 5 cms de altura, la elección de los colores no solo radica en su intensidad sino en su combinación, una pequeña línea rojo fluorescente sobre un casco negro brillante gusta mas que un casco rojo fluorescente con una pequeña línea negra, visualmente colores, texturas y brillos deben de tener armonía y equilibrio, un “Enano” de clara tez rosada de piel con un llamativo pantalón a cuadros (tartán) azul cielo y blanco son un excelente ejemplo de ello, si a eso le sumamos una cabellera “pelirroja” y algún accesorio amarillo será una pieza llamativa por demás. Asi pues la escogencia de los colores cumple un papel determinante en nuestra mini “de concurso”