Abordamos el tema de los deportes mentales, definición, un poco de historia y algunas cosas que deberíamos tener en cuenta a futuro como comunidad lúdica conocedora de las exigencias y beneficios de los juegos.

Hacia una Definición de Deporte Mental

Estuve buscando pero no pude conseguir una definición clara de deporte mental, de hecho, si buscamos la definición de Deporte en el diccionario de la RAE nos encontramos con una escueta entrada que deja bastante que desear, donde se reduce el deporte a una mera actividad física y/o recreativa.

Sin embargo, esta entrada nos dice que es un vocablo tomado del inglés y en ese idioma ahí sí que vemos algunas acepciones interesantes, por ejemplo, en el reputado diccionario de la Universidad de Oxford, donde llegó a colaborar nuestro querido J. R. R. Tolkien, encontramos la siguiente:


Participación en actividades que involucran esfuerzo físico y habilidad, (Actualmente) esp. actividades competitivas reguladas por reglas establecidas o costumbres; tales actividades colectivamente.

Oxford Dictionary

Esta es una definición vigente desde el siglo XVIII, es decir que los elementos tradicionales para que una actividad sea considerada un deporte son:

  • Que involucre esfuerzo físico y habilidad.
  • Que sea una actividad competitiva.
  • Que esté regulada por reglas establecidas o costumbres.
El skateboarding es un deporte no tradicional con muchos seguidores a nivel mundial

Los deportes mentales no necesariamente tienen actividad física, sin embargo, según aseguró Robert Sapolsky, profesor de neurología y neurocirugía de la Universidad de Stanford a ESPN, un Gran Maestro de Ajedrez puede quemar hasta 6.000 calorías al día, tengamos en cuenta caminar una milla (1.6km aproximadamente) consume tan sólo 100 calorías, y no es de extrañar, el cerebro necesita una enorme cantidad de energía, eso podría o debería considerarse esfuerzo físico.

Viendo esto, no es de extrañar entonces que el Comité Olímpico Internacional reconociera el Ajedrez y el Bridge como deportes en 1999, abriendo una nueva categoría deportiva. Ante esta decisión la Comisión que estudió el programa para los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 recomendó al comité olímpico internacional agregar la definición de Deporte mental como “deportes donde los elementos físicos no necesariamente son realizados por el jugador durante la competencia”.

Viendo todo esto, pienso que podríamos muy bien definir los deportes mentales como:


Actividades que involucran esfuerzo intelectual, competitivas y reguladas por reglamentos o costumbres.

Esta sería mi humilde propuesta, que además abarcaría todas aquellas actividades que pretenden entrar en esta categoría.

Pero es que a pesar de no tener presencia todavía en los juegos olímpicos los deportes mentales han recibido un mayor reconocimiento con los años y ha dado paso a la creación de organizaciones internacionales, así como “olimpiadas” especializadas y eventos internacionales.

¿Cuáles deportes mentales existen?

La definición es bastante amplia, de hecho en Wikipedia se nombran casos como lectura rápida, programación competitiva, Juegos de ciberseguridad o los esports, de este último caso hablaremos un poco más en un rato.

Sin embargo, al revisar el listado de Campeonatos Mundiales de Deportes Mentales, mencionan muchos otros como Catan, Magic: The Gathering, Saboteur o Carcassonne, por mencionar tres ejemplos.

VI Interplanetario, Campeonato mundial de Aristeia! e Infinity

por otra parte, la organización Mensa, cuyos miembros deben tener un IQ superior al 98% de la humanidad, ofrece cada año unos premios a los juegos de mesa más “originales, retadores y bien diseñados”.

Para quienes estamos en este mundillo de los juegos de mesa y relacionados no nos parece extraño pues sabemos la exigencia intelectual que puede tener cualquiera de estos juegos, o mejor dicho deportes mentales, así como muchos otros que no estarán allí porque sencillamente no han logrado consolidar organizaciones y competencias internacionales o han carecido del empuje necesario para darse a conocer.

Algo que sí nos extraña, al menos a mi me pareció raro, es que no hubiese ni un evento, ni una mención sobre los wargames, siendo éstas actividades que calificarían tranquilamente dentro de la categoría, supongo que quizás al tener menos seguidores que otros juegos más populares no han podido lograr un mayor reconocimiento del wargame como deporte mental.

Los esports como deportes mentales

Si le preguntamos a nuestros padres su opinión sobre los videojuegos seguramente muy pocos los asociarán con deportes, para la mayoría serán simplemente jueguitos para pasar el rato o para perder el tiempo.

Pero, lo cierto es que aunque en 1972 fue el primer torneo de Spacewars, no fue sino hasta finales del siglo pasado y comienzo de este cuando las competencias de videojuegos vivieron un verdadero auge, surgiendo competencias internacionales equipos patrocinados y fama mundial para los ganadores.

Incluso para nadie es un secreto que muchos videojuegos son considerados esports, teniendo ranking mundiales individuales y por equipos, organizando torneos locales e internacionales y moviendo millones de Dólares en publicidad, porque como los deportes tradicionales los esports tienen millones de espectadores a nivel mundial.

League of Legends uno de los esports más populares

De hecho, ya se han iniciado conversaciones con el Comité Olímpico Internacional para incluirlos como parte de las olimpiadas. El Comité Olímpico Internacional incluso ha patrocinado competencias deportivas de esports. Pero esta propuesta, por supuesto, tiene algunas personas a favor y otras en contra, principalmente debido al interés económico existente por parte de los dueños de esos juegos.

A pesar de todo esto, allí están, los esports entran en la definición de deportes mentales y su reconocimiento a nivel mundial podría cambiar muchas cosas a futuro. Por ejemplo, la existencia de Federaciones nacionales oficiales que rijan la actividad deportiva y organicen eventos respaldados por ellos e incluso por alguna federación mundial en un futuro. Incluso pienso podríamos verlos como parte de un pensum de estudios.

Wargames como Deporte Mental

Ya hemos definido los deportes mentales y sabemos que los wargames cumplen con todas las características requeridas para entrar en la categoría, sin embargo parecieran no tener un mayor reconocimiento a falta aparente de una federación o comité internacional que lo respalde.


Si no conoces qué son los Wargames tenemos un buen artículo introductorio a los wargames y otro sobre por qué los recomendamos como una actividad para compartir con los hijos.

Sin embargo, han habido algunas iniciativas en el propio Gary Gygax, el padre de Dungeons and Dragons, fundó la International Federation of Wargaming (IFW) que operó entre 1967 y principios de la década de 1970.

También en Sudáfrica existió desde 1991 hasta hace poco la International Wargames Federation (IWF), llevando a cabo campeonatos “mundiales” de wargames hasta 2015, hoy en día parece que han dejado de funcionar, lo cual es una lástima.

Como padre conozco los beneficios de los wargames en la educación, como jugador conozco el nivel de exigencia de los wargames, de hecho la cantidad de variables a considerar son enormes, tanto que me atrevo a asegurar que una partida de un wargame puede llegar a ser incluso mucho más exigente que una partida de Ajedrez.

Por lo tanto pienso que valdría la pena comenzar a organizarnos para ir recibiendo la atención que nuestro hobby se merece, abriéndonos las puertas a campeonatos oficiales a nivel nacional e internacional y obteniendo mayor atención que podría estimular la llegada de nuevos jugadores y, como todo mercado, mientras más seamos mucho mejor para todos.

Me encantaría algún día ver los juegos de mesa y wargames como materias opcionales en las escuelas y secundarias, eso sería genial.