Hace algunos meses reseñábamos con entusiasmo al juego de rol que arrasó con los Ennie Awards 2017, pero es que Tales from the Loop merece todo ese entusiasmo, hemos narrado las aventuras oficiales de Our Friends the Machines y el resultado no decepciona, pero debemos tener en cuenta un par de cosas al momento de decidir jugarlo, por eso decidimos hacer este nuevo artículo.

Las ilustraciones de Simon Stålenhag para Tales from the Loop son una maravilla

Las ilustraciones de Simon Stålenhag para Tales from the Loop son una maravilla

En efecto, cuando escribí sobre Tales from the Loop no pude ocultar cuanto me había gustado, puesto que como niño de los ochenta es genial ver un juego de rol dirigido especialmente a vivir aventuras en el mundo que conocimos y similares a las que nos acostumbramos a ver en TV y películas rentadas para VHS.

De pronto podríamos vivir la historia de It, o rescatar nuestro perro de un científico loco que quiere experimentar con él, como los chicos de la película sabatina de Disney Little Spies (sí, la del niño con el helicóptero a control remoto), e incluso algo como la película Small Soldiers, y eso es sencillamente maravilloso.

Sin embargo, todo ese entusiasmo fue antes de poder probar el sistema de juego dirigiendo una aventura, ahora hay algunas observaciones que podemos hacer con más bases.

El Sistema narrativo de Tales from the loop, consideraciones

Ciertamente como habíamos dicho en artículos anteriores el sistema es sencillo para jugar y narrar, sin embargo hay algunas cosas que debemos tomar en cuenta para saber si Tales from the Loop encajará bien en nuestro grupo.

El sentido de maravilla, el explorar y resolver el misterio deben ser los motores que guíen una aventura en Tales from the Loop

El sentido de maravilla, el explorar y resolver el misterio deben ser los motores que guíen una aventura en Tales from the Loop

Lo primero que notamos al crear los personajes es que en cuanto a los atributos hay cierta vaguedad, esto puede ser algo del sistema, simplemente no quisieron ahondar en decenas de diferentes habilidades, simplifica las cosas de cierta manera, sin embargo, obliga al DM a improvisar cuál será la habilidad más propicia de acuerdo a lo narrado por el jugador.

Otro punto a tener en cuenta es que Tales from the Loop no está hecho para combates, no hay batallas, ¿recuerdan cuando Kevin (Mackaullay Culkin) en Home Alone combatió a los ladrones que intentaban entrar en casa? No hubo pelea, o bien el niño los vencía con alguna artimaña o ellos lo capturaban sin que él pudiera ser una amenaza evidente para ellos. Así son los combates en este juego, no hay puntos de vida, ni iniciativas. Así que si el grupo piensa que juego de rol es igual a combatir, recoger tesoro y subir de nivel, este difícilmente será un juego que disfruten.

Por otra parte, a pesar de que la parte numérica de la hoja de personaje es rápida el asunto se vuelve un poco más complejo en cuanto nos vamos al trasfondo de los mismos y es que gran parte de la fortaleza del juego yace en el la profundidad en el aspecto psicológico y desarrollo de los personajes que es posible alcanzar, por ello hay que responder decenas de preguntas sobre cada personaje antes de empezar a jugar.

Hoja de personaje de Tales from the Loop, es bastante sencilla en cuanto a estadísticas

Hoja de personaje de Tales from the Loop, es bastante sencilla en cuanto a estadísticas

Es precisamente en esto donde yace quizás la mayor dificultad del sistema de Tales from the Loop, porque para el juego es tan importante la resolución del misterio como el que los niños estén en casa para la cena y convivan con los NPCs de sus familias, sus vidas aburridas y monótonas del día a día no se pueden olvidar y por ello el director de juego debe tener en consideración las relaciones intrafamiliares de cada niño, así como sus relaciones entre ellos e hilar todos esto con las historias que estamos contando.

Un ejemplo de esto es el primer capítulo de Eerie Indiana llamado Eterna Pack, donde la madre de Marshall, el protagonista de la serie, se ve envuelta en un grupo de ventas de productos para almacenar alimentos por catálogo en una aburrida urbanización de clase media sin enterarse que detrás de esos productos hay un oscuro secreto, que su hijo resuelve sin que ella se dé cuenta.

Lo último que debemos tener en consideración es que en este juego de rol el DJ no hace al mundo ni los jugadores se deben limitar a sus personajes, el mundo es una construcción colaborativa, todos participarán en ella, cada jugador debe centrarse no sólo en interpretar aspectos positivos y negativos de su personaje sino también aportar al desarrollo de cada escena por medio de su creatividad, así como el director debe acostumbrarse a ceder un poco el control a los jugadores, aceptar y adaptarse a los cambios que sus jugadores incorporen.

Así pues, lo principal que debemos tomar en cuenta antes de jugar Tales from the Loop es conseguir el grupo adecuado, uno donde hayan inclinaciones hacia la creación de historias, el desarrollo de personajes y explotar la creatividad, no simplemente jugar por ganar, obtener tesoros o volverse más poderoso.