La campaña en Kickstarter para el Hobby Holder  de Game Envy Creations está por terminar, una reseña e invitación a aprovechar antes que se acabe.

Para cualquier persona las herramientas son instrumentos básicos que cumplen funciones específicas para facilitar una tarea, los martillos obviamente martillan, los alicates obviamente aprietan. Pero cuando uno está envuelto en trabajos manuales, el universo de herramientas se amplía considerablemente, y la diversidad de las mismas puede llegar a ser una abrumadora obsesión.

La base es la pieza más básica, acepta corchos así como tapas de botellas plásticas tamaño estándar
La base es la pieza más básica, acepta corchos así como tapas de botellas plásticas tamaño estándar

El pintado de miniaturas no está exento de esto, cada año podemos ver como la oferta de pinceles, pegamentos, tintas, pinturas, texturas, limas, lámparas, aerógrafos y todas estas maravillas tecnológicas crece y se diversifica, dándonos a entender la inmensa profundidad del hobby, y como podemos ajustar nuestra inmersión en el mismo.

Una de estas herramientas llegó a mis manos hace poco, el Hobby Holder  de Game Envy Creations. Es un concepto que he conocido desde que empecé a pintar miniaturas hace décadas pero llevado a una aplicación mucho más precisa y cerebral.

El Hobby Holder  parte de uno de los conceptos más simples, al pintar una miniatura necesitamos una forma de sostenerlas, sin tocarlas directamente,  para evitar raspones o manchas innecesarias sobre el modelo. También se busca una plataforma estable para poder aplicar pinceladas o usar el aerógrafo con mayor precisión. Esto tiene miles de soluciones posibles, y los modelistas nos las hemos ingeniado siempre para hacerlo, corchos, tapas de envases, botes de pintura y muchas otras soluciones que me llevarían muchas líneas enumerar. Pero la belleza de este producto es como resuelve de forma elegante y ergonómica un problema aparentemente sencillo.

El diseño original consta de dos piezas que nos permite un agarre totalmente ergonómico
El diseño original consta de dos piezas que nos permite un agarre totalmente ergonómico

En su configuración básica, el  Hobby Holder está compuesto de dos partes principales, la base y la barra estabilizadora, y francamente, al verlos salir del paquete no parecen muy impresionantes. Sin embargo, al observarlos con cuidado podemos detallar el excelente concepto de diseño que se ha aplicado aquí. La base es de un material semi—flexible,  sobre el cual se puede colocar a presión un corcho estándar (una de las opciones más populares), pero también tiene una rosca que le permita aceptar tapas de refresco. Esta diversidad de opciones nos permite usar el Hobby Holder en varios proyectos simultáneamente, y escoger distintas maneras de trabajar. La base también  tiene peso suficiente para estabilizar miniaturas de 30-50mm sin problema, permitiéndonos colocarla en la mesa sin  temor a que esta se caiga o golpee nuestro trabajo.

Cabe destacar que para usar corchos, se debe hacer el uso de pines, y para las tapas de refresco hay diversas opciones, la más popular es el uso de adhesivos elásticos re usables como el Blu Tack, o sencillamente usar pegamento de forma temporal.

La barra estabilizadora, que es removible, es donde realmente brilla el diseño de esta herramienta. Tiene una altura suficiente para acomodar miniaturas de  hasta unos 40mm (dependiendo del alto del corcho o como haya sido fijada a la tapa), y se fija a la base con una pinza alrededor de la circunferencia de la misma. Lejos de ser un simple punto de agarre, la barra estabilizadora tiene curvas ergonómicas que permiten diversas formas de  agarre cómodo,  de manera que cada pintor puede conseguir la forma que mejor le funcione para sostener su trabajo, evitando hacerse daño a sí mismo o perjudicar su obra, evitando los frecuentes calambres y reduciendo significativamente la fatiga en las manos, El diseño también permite que la base gire sobre su propio eje si es necesario, permitiéndonos alcanzar diferentes lados de la miniatura sin cambiar nuestro agarre de la misma, todo esto funciona para lograr través de su uso un pintado más cómodo y eficiente.

Hobby Holder  es la clase de herramienta que todos pensamos que no necesitamos, pero como tantas otras,  su uso puede ayudarnos a disminuir ciertas incomodidades y ganar pequeñas ventajas, y todos queremos pintar más y mejor!

Para despedirnos los dejamos con una pequeña galería y los invitamos a visitar la campaña en Kickstarter.