Wargames e Historia: Introducción a los wargames históricos

Destacado

 

No solo de ciencia ficción y fantasía vive el wargamer modelista

 

 

Lo más obvio seria empezar preguntándonos, ¿qué es un wargame histórico?, Yo lo definiría de la siguiente manera:

 

Un wargame histórico es aquel donde los jugadores y/o modelistas tratan de recrear ejércitos para un periodo de la historia en concreto, ya sean ejércitos reales o imaginarios utilizando algún reglamento que cubra dicho periodo de la historia.

 

Como podremos asumir basados en esta definición, los ejércitos utilizados y las miniaturas para estos wargames representan a personas que existieron o pudieron existir para la época que queramos jugar y modelar para nuestras partidas. Aquí no encontraremos tropas espaciales (quizás en el futuro distante), alienígenas, gigantes, elfos, bestias mutantes, ni nada que se le parezca a lo que encontramos en juegos de ciencia ficción o fantasía, pero esto no quiere decir que al ser humanos contra humanos, no haya variedad o distinción entre los ejércitos.

 

Supongamos que queremos realizar una partida durante el llamado “periodo clásico” entre los romanos de Julio Cesar y las tribus de Galos lideradas por Vercingétorix, primero debemos elegir que reglamento queremos usar, luego elegir que miniaturas usar, fabricante y escala de las mismas, las escalas en históricos para las miniaturas van desde los conocidos 28mm hasta escalas más pequeñas como lo son 25mm, 20mm, 18mm, 15mm, 10mm, 6mm e incluso tan pequeñas como 2mm. Luego pintamos las miniaturas y las organizamos según las listas de ejércitos que nuestro reglamento indique, a la vez que usamos el tamaño de las bases apropiado para la escala elegida y como cualquier otro wargame preparamos nuestro campo de batalla con la escenografía que creamos conveniente o tengamos a disposición.

 

 

 

Como vemos no es muy diferente a jugar una partida futurista o de fantasía, pero los históricos nos ofrece una gran variedad y alternativas  de reglamentos, que hoy en día hacen posible que las miniaturas que compramos para jugar a un reglamento específico podamos usarlas sin cambiar las bases en otro reglamento para la misma época. Esto agrega una gran flexibilidad a coleccionar históricos puesto que siempre son publicados nuevos reglamentos y no estamos atados a utilizar una marca especifica de miniaturas ni escalas, siempre y cuando el reglamento nos indique cuales son las medidas y ajustes que debamos utilizar, de no ser así tendríamos que realizar algunos ajustes caseros a las reglas en cuanto a las medidas de movimiento y distancias, pero por lo general no es muy complicado hacer estos ajustes.

 

Existen 2 tendencias bien definidas en los reglamentos históricos, podemos elegir la que más se adapte a nuestro concepto de que debe ser un wargame histórico, existen los reglamentos que tratan de recrear los ejércitos de la manera más fiel posible indicándonos cuales son los tipos de tropa que un ejército determinado usaba, las tácticas que desarrollaron, las armas y armaduras a disposición y las habilidades que poseían, proporcionándonos un rango de opciones limitadas para que el ejército se mantenga siempre dentro de lo históricamente correcto. Por otro lado existen los reglamentos que poseen las mismas características que los anteriores descritos pero añadiendo la posibilidad de crear ejércitos imaginarios, dentro del periodo histórico que cubre el reglamento, es decir, pudiéramos crear un ejército para el periodo de la pólvora negra que posea características mezcladas de algunos ejércitos de la época de los cuales nunca se ha tenido conocimiento o registro histórico, pero siempre preservando ese sabor de la época de la pólvora negra, utilizando los movimientos y formaciones conocidas pero con habilidades a nuestro gusto según lo disponible en el reglamento.

 

Las escalas son de 2 tipos, las escalas de las batallas y las escalas de las miniaturas. La primera se refiere si queremos jugar una partida que utilice composiciones grandes de ejércitos como lo son una división entera de Americanos de la segunda guerra mundial o solo queremos una partida donde manejemos a lo sumo un escuadrón de 10 a 12 miniaturas para representar alguna operación real que ocurrió o algún escenario que hayamos creado.

 

Las escalas de las miniaturas es aquella donde elegimos el tamaño de las miniaturas que queremos utilizar para nuestras partidas de entre 28mm hasta las más pequeñas de 2mm. Cada escala tiene sus pro y sus contras y suelen adaptarme mejor dependiendo si queremos una batalla campal o solo una operación pequeña. Por experiencia e información que he recopilado, las escalas grandes suelen utilizarse mayormente para batallas de escuadrones o pelotones, mientras que las escalas pequeñas se usan más para representar grandes cuerpos de ejércitos como divisiones o brigadas ya que al ser más pequeñas el efecto a la distancia es el de estar viendo a un ejército de cientos o miles de tropas listas para la batalla.

 

Las escalas grandes ofrecen mayor detalle visual así como la posibilidad de una pintura más artística, pero suelen tomar más tiempo el pintarlas y no ofrecen el efecto “vista de Dios” de las pequeñas y armar un ejército grande en esta escala suelen ser más costoso y se necesita un gran espacio de almacenamiento. Sin embargo, hay gran libertad de movimiento para los individuos dentro de sus unidades, utilizando activamente el terreno y los edificios para determinar cobertura.

 

 
Las escalas mas grandes permiten enfocarse en los individuos de una unidad

 

Las escalas pequeñas se suelen pintar más rápido, son más baratas, ocupan menos espacio y si ofrecen el efecto “vista de Dios” desde la escala 10mm hacia abajo, en contra no poseen tanto detalle y por ende nuestra vena artística se verá un poco mermada, además, las reglas tienden a ser mucho más abstractas, ya que los modelos suelen ir unidos en sus formaciones, perdiendo así un poco la oportunidad de simular los actos heroicos de un miembro de la unidad.

 

 

 

 

También existen reglamentos que nos permiten crear ejércitos de manera abstracta con pocas bases y miniaturas, lo cual es bienvenido para aquellas personas que no poseen un gran presupuesto y a su vez son muy divertidos, lo cual siempre es de agradecer cuando para conseguir las miniaturas se tienen que importar por no existir en el país donde se reside ningún distribuidor o tienda de hobby.

 

Los históricos por todo lo expuesto y lo que aun faltaría por cubrir, ofrece una alternativa al jugador y modelista muy rica, ya que es muy flexible, existen cientos de reglamentos para cada época, cientos de escalas y marcas de miniaturas y podremos recrear alguna batalla de algún personaje histórico favorito o crear escenarios con nuestros propios ejércitos imaginarios como si fuéramos lores o duques comandando a la victoria a nuestros compatriotas.

 

Espero que este pequeño artículo les haya parecido interesante y les motive a investigar que otros tipos de wargames existen, aparte de los mayormente conocidos, que si bien tienen muchos adeptos, no son los únicos. Espero en futuros artículos ahondar un poco más con los wargames históricos y quizás algún otro alternativo. Feliz wargaming a todos.

 

 

add
Visto 1445 veces Modificado por última vez en Lunes, 24 Agosto 2015 21:37
Publicado en Analisis

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.