Breve introducción a lo que fue y lo que es hoy en día el juego de Mordheim, uno de los más resilientes y queridos Juegos de Especialista de Games Workshop

Corre el año de 1999, Games Workshop aún esta sembrando la semilla de Fantasy y Warhammer 40.000 y se encuentra en pleno desarrollo de lo que denominan juegos de especialistas. Así verán la luz Bloodbowl, Necromunda, Inquisitor, Gothic, Epic, Warmaster y por supuesto… Mordheim: City of the Damned.

Mordheim tomó un concepto nuevo para la época, un juego de miniaturas que fundaría el género de escaramuzas (Skirmish level wargame), con un trasfondo oscuro en una ciudad plagada de monstruos, mutantes, asesinos y otros. Todos en busca de la valiosa Piedra Bruja, poderoso mineral capaz de transmutar el plomo en oro, sanar las heridas y claro, llevarte a los siempre presente abismos del Caos.

Mordheim City of the Damn, Witch Hunters Warband
Mordheim Ciudad de los Condenados, Banda de Cazadores de Brujas

Mordheim nos dió una visión mas cercana del universo de Fantasy, alejándonos de los fastuosos castillos, llevándonos a la devastación y la pobreza. Allí pudimos conocer a los Cazadores de Brujas, guerreros entrenados en combatir a hechiceros mutantes y herejes, las Hermanas de Sigmar, únicas sobrevivientes de la catástrofe dejada por el cometa de dos colas y poseedoras de una virtud única, y la lista no era corta, mercenarios, adoradores del caos, enanos aventureros, Mordheim parecía abarcar cada rincón del imperio llevándolo a un reducido espacio donde las calles y los puentes eran la norma.

Si bien Mordheim se podía jugar en partidas individuales, la gracia real era jugarlo en campaña, ver como tus personajes ganaban heridas y experiencia, sumaban equipo, dinero y piedra bruja a sus arcas.

Ciertamente el juego fue un éxito instantáneo, Games Workshop se dedicó a sacar modelos para los distintos bandos, escenografía pero por sobre todo, lanzó el recordado Town Cryer, un suplemento destinado exclusivamente a los jugadores de Mordheim que contenía nuevos escenarios y nuevos personajes, todo a favor del hobbie. 

Mordheim La Ciudad Condenada

Mordheim City of the Damned warband Kislevites
Mordheim Ciudad de los Condenados Banda Kislevitas

Pero había un problema que pronto se hizo notar, no era requisito comprar las miniaturas exclusivas de Mordheim para jugar, bastaba un poco de imaginación, masilla y pegamento y ya podías armar una banda (o warband) a tu gusto y ya para 2004 Games Workshop decidió retirar el soporte para el juego y para 2008 lo retirarían completamente del mercado. Solo cinco años de vida para un juego casi perfecto.

Así pasaron los años y Mordheim se hundiría en el olvido, solo se recordaría en esas conversaciones entre amigos, siempre regadas con un poco de cerveza “recuerdas a la Augur esa que ganó tanta experiencia en la campaña?”, “…y ese maldito tirador con un rifle Hochtland?”.

Pero ciertamente, ese no sería el fin de la historia

Un grupo importante de viudos de la Ciudad de los Condenados no dejó que Games Workshop les arrebatara el derecho a jugar en la Ciudad de los Condenados, y ya perdido el interés por parte de la empresa, sin miniaturas y con un libro de reglas excelente, decidieron tomar el asunto en sus manos y seguir adelante, Mordheim seguiría viva incluso hasta pleno año 2019.

De esta manera fue que curioseando en Facebook (aburrido en el trabajo supongo), encuentro una comunidad con un nombre simple, Mordheim. Curiosamente no es pertenencia de Games Workshop, como si la empresa quisiera borrar el mal sabor de boca, no, es una comunidad de jugadores que a través de 20 años han seguido jugando y sumando adeptos.

Terreno para jugar Mordeheim un juego de miniaturas a nivel de escaramuzas, cortesía de un usuario de Mordheim España

Hermoso terreno para el juego de miniaturas a nivel de escaramuzas Mordheim, cortesía de un compañero de Mordheim España

Si bien en 20 años las reglas están casi intactas (se han hecho intentos por parte de aficionados de sacar nuevos manuales, no con mucho éxito), el juego ha cambiado. Ya no hay peanas cuadradas sino las que el jugador quiera, si bien la guerra por la piedra bruja sigue, esta comunidad decidió crear sus propios monstruos y criaturas tomando el ejemplo del legendario John Blanche, en sus cientos de fotos podemos ver criaturas sacadas de mentes enfermas, brazos donde hay ojos, lenguas donde hay piernas y conviven en este nuevo mundo, incluso figuras provenientes de otros juegos, donde ya no importa el tamaño o la forma.

Este nuevo Mordheim saca a relucir lo mejor de la creatividad, rompiendo los límites y recuperando un legado perdido donde el juego y el hobbie eran uno solo, donde la imaginación era el límite.

Mordheim City of the Damned, foto cortesía de @bishop_microworld en Instagram
Mordheim City of the Damned, foto cortesía de @bishop_microworld pintadas por
by J. Mikhael @Mikhaelminiaturemachinations y bases personalizadas por @versatile Terrain

Que un juego sobreviva 20 años sin cambios no es poca cosa, hace un homenaje a sus creadores que plasmaron en sus páginas todo el fanatismo y la imaginación que pudieron encontrar, y aunque su hijo vivió solo 6 años (9 nueve si quieren contar hasta que lo discontinuaron), sus páginas, su arte y sus personajes aún capturan a cientos de jugadores alrededor del mundo que solo quieren una cosa… seguir buscando la valiosa Piedra Bruja.

Si quieres entrar en contacto con jugadores de Mordheim hay dos grupos que te pueden interesar,, el que nombramos arriba en el artículo y Mordheim España, para conseguir jugadores de habla hispana.